Revista Pan Caliente | Levapan

De Pasto con amor, Daniela Salomón

De Pasto con amor, Daniela Salomón
5
(26)

Además de ser una región majestuosa a nivel arquitectónico, en especial templos y construcciones clásicas, en el departamento de Nariño, más específicamente en Pasto, la gastronomía siempre ha sido un punto importante de qué hablar. Sin ir muy lejos, el tradicional cuy ha sido protagonista de programas televisivos, cientos de notas escritas y del voz a voz de una cultura que se caracteriza por su tenacidad y sus ganas para construir país a través del emprendimiento.

Justamente, bajo este grupo de soñadores se encuentra Daniela Salomón; una empresaria de la pastelería que desde hace 10 años viene expresando su creatividad e innovación profesional a través de tortas, postres y ponqués bajo una marca homónima que lleva su propio nombre, y que hoy por hoy se consolida como una de las mejores ofertas pasteleras de toda la región.

Revista Pan Caliente habló, en exclusiva, con la creadora detrás de este próspero y creciente negocio.

(Haz clic en cada ítem para ver más información)

De Pasto con amor, Daniela Salomón

Encontrar un diferencial en un mercado cada vez más competido es un punto álgido que a muchos empresarios les cuesta entender. Pensar en qué tipo de producto promocionar para determinada temporada, o si la decoración y la adaptación de un espacio comercial es la punta de lanza de un plan de atracción son algunos de los interrogantes que se deben sortear día a día.

Sin embargo, para Daniela Salomón lo que hace única a su pastelería va más allá de lo material, pues uno de los pilares más fuertes de su idea de negocio está centrado en apoyar a los proveedores de la región, fomentar el crecimiento y desarrollo de la economía local y entender que si se genera empleo, todos ganan.

“Nuestro trabajo va muy de la mano con la esencia artesanal de Nariño; no tenemos una producción industrializada y todos nuestros ponqués, tortas y demás productos son decorados 100% a mano, tratando de conservar siempre la presentación natural de cada producto tal y como sale del horno. Este trabajo a mano es hecho por un equipo increíble; somos un grupo de 8 personas, todas nariñenses, y todas con su salario, prestaciones sociales, etc. No puede ser de otra manera”, afirma Daniela.

Bajo este pilar, los clientes frecuentes de este emprendimiento se encuentran a diario con un concepto muy ligado a la responsabilidad social;  materias primas, las flores, los toppers y  hasta los empaques (que son 100% reciclados bajo la iniciativa de 0 plástico), tienen un fin comunal. 

Pero llegar hasta aquí no ha sido tarea fácil. Un buen emprendimiento nace de la capacitación, de la educación y del entendimiento de los procesos que hacen parte, en este caso, de una pastelería.

Por ejemplo, no está de más decir que Daniela es técnico profesional en cocina del SENA a, de Bogotá, y profesional de la carrera de Ingeniería de Alimentos de la Universidad abierta a distancia (UNAD). Y que desde hace 10 años, por cuenta de un amigo, comenzó su acercamiento al mundo de las masas, las cremas y los hornos. Recibió el apoyo de La Casa del Panadero en Pasto, y desde allí conoció más de cerca las técnicas, las materias primas del oficio y muchos de los conocimientos que aún conserva.

“Me apasiona la pastelería, me apasiona poder hacer parte de las celebraciones de mis clientes como grados, bautizos, cumpleaños, etc. Trabajando en pastelería he conocido mucha gente que me ha abierto las puertas de sus casas y sus familias al permitirme hacer parte de sus momentos especiales. Además, tengo empleadas maravillosas a las que les he podido ayudar con sus estudios universitarios. Hoy en día, ser independiente y crear empresa es muy importante y valioso porque de esta manera también ayudamos a construir un mejor país. Pero sin lugar a dudas crecer, proyectarse y llegar a donde estoy hoy es una de las mejoras cosas de mi negocio” asegura la empresaria nariñense.

Cualquier tipo de empresa, sea naciente o con años de experiencia, día a día tiene que superar diferentes retos. En el caso de Daniela Salomón los obstáculos se presentaron desde el momento cero de su idea. En un comienzo, sus papás fueron el apoyo más importante al permitirle, como en muchas historias colombianas de grandes negocios, usar la cocina de la casa como taller de trabajo. Poco a poco, los pedidos fueron aumentando y la cocina empezó a quedarse pequeña, por lo que otras áreas de la vivienda familiar como el comedor y la sala fueron testigos de su rápido crecimiento.

“Enfrentarme a ser una empresaria no ha sido fácil. Ser pastelera es una cosa pero estar al frente de una empresa es otra. Aprender a manejar la nómina, pagos a proveedores, contadores, impuestos, etc. es todo un reto. De igual manera sucedió con la construcción de la imagen de la marca “Daniela Salomón Pastelería Gourmet”. Lanzarla al mercado, escoger y diseñar los empaques adecuados para la marca y el producto ha sido un viaje muy emocionante”.

Sin lugar a dudas, si hubo un reto grande para Daniela, como para todos los empresarios del mundo, fue la pandemia. Adaptarse a las nuevas condiciones para no desaparecer y poder seguir adelante llevó a que la nariñense acelerara algunos proyectos de largo plazo como lo era el salir a vender de manera online.

Tan pronto iniciaban los confinamientos, y ante la incertidumbre de cómo operar, en pleno 2020 nació la página www.danielasalomonpasteleria.com desde donde la empresaria logró vender y así subsistir durante los meses más difíciles de ese año. Gracias a ello, hoy el canal virtual es muy importante dentro de sus ventas, a tal punto que le permitió obtener los recursos necesarios para remodelar su punto físico, convirtiéndose así en una pastelería multicanal.

“Recientemente vuelvo a enfrentarme a un reto muy importante. Estamos por lanzar una nueva marca: “La Macarronería” by Daniela Salomón. Con ella,  queremos democratizar los macarons. Estoy super ilusionada con este nuevo proyecto. Hicimos una inversión importante en equipos y capacitación. Ya tenemos el producto que queremos y a la gente le ha gustado muchísimo. El diseño de marca está espectacular y dentro de pocos días haremos el lanzamiento oficial al mercado” adelanta Salomón.

La oferta de Daniela Salomón Pastelería Gourmet se caracteriza por tener productos, además de exquisitos, de una muy buena calidad. Los ponqués de diferentes sabores (recomendados semillas de amapola, naranja y nuez, mora y queso), la torta de cuajada, el baguette integral endulzado con Stevia o los panes de cereales y miel son, sin duda alguna, los favoritos del público. Pero, si usted como lector va alguna vez a Pasto y visita este cálido negocio no puede dejar de probar los macarons, en especial aquellos con sabores como el pistacho, arándanos, fresa y albahaca, maracuyá o limón.

Por ahora, la joven pastelera sueña con tal vez en un futuro cercano ampliar su oferta con la inclusión de café, heladería y demás complementos que potencializan aún más su oferta de negocio. No obstante, sabe que crecer en un mercado local como el nuestro no es fácil por lo que tiene muy claro un consejo que quisiera compartir con todos sus colegas que leen en este momento este escrito.

De Pasto con amor, Daniela Salomón

“Mi mejor consejo es que se despidan de sus egos, crean en sí mismos, sueñen, luchen y sobre todo perseveren. El camino de un emprendedor no es fácil, es sacrificio, constancia, fortaleza y optimismo. Es descubrir una oportunidad en cada tropezón. Pero tal vez el mensaje más importante es empezar jóvenes y aprovechar toda la energía y potencial que tenemos desde muy temprana edad”.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 26

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Últimos artículos